jueves, 21 de agosto de 2014

No ví Corrientes

Yo no vi a Corrientes, 
sus lenguas bravas, su agua-soplo,
pisando el arma
Abajo viajan
más mitos sobre Corrientes
que sobre la superficie
hecha de agua
de verde parto
a la lumbre de la mediasombra
pesada
de siesta
pesada
de panza llena
de barro
de agua y arcilla
Pelaje nuevo, aviar postal
plumaje serio
no vi jamás.

creí que estaba quieto y empecé a bailar si todo es un momento en este cuento yo no me quedo quieto nunca más creí que estaba muerto y ...