viernes, 28 de noviembre de 2014

Una noche con Nicole Ferri

Podía haber sido una noche más
pero la luna sonreía como el gato de Alicia
Acicalo mis uñas y mi corbata
es una noche con Nicole
Transpiro las medias
jugo de naranja en sobrecitos
Podría ser cualquier noche de verano
pero es una noche con Nicole Ferri
Conocí el amor hablando de jazz y Kerouac,
De las determinaciones que sufre el sujeto
inmerso en una sociedad de consumo,
De las implicaciones que efectúa el amor
sobre los pueblos desposeídos de todo.
Todo era oro con Nicole.
Conocí el amor entre las sabanas sangradas
del vino perfumado
como las moscas que ahora se lanzan
buscando el reino primitivo
de la ciudad colmena arrebatada
por el enjambre de abejas asesinas,
y que desde entonces recorren el mundo
entre las delicias fétidas
buscando su existencia reflejada
en el despojo y el abandono.
Yo vi amor ahí:
En las moscas purulentas
entre el vino y la catrera
sandalias baratas y Nicole
y olor a forro nauseabundo
Volver a casa gateando
vendado
tan sobrio de todo
tan enamorado del día
que conocí a Nicole.

jueves, 21 de agosto de 2014

No ví Corrientes

Yo no vi a Corrientes, 
sus lenguas bravas, su agua-soplo,
pisando el arma
Abajo viajan
más mitos sobre Corrientes
que sobre la superficie
hecha de agua
de verde parto
a la lumbre de la mediasombra
pesada
de siesta
pesada
de panza llena
de barro
de agua y arcilla
Pelaje nuevo, aviar postal
plumaje serio
no vi jamás.

jueves, 31 de julio de 2014

Mis días sin Fito


Mis días sin Fito fueron superlativamente tristes
no encontré una canción de Karina que me reanime
ni siquiera quemar cosas era ya mi reanimación
me hice amigo de la botella para recordar los tiempos con aquel borracho
Mis días grises llegaron y se instalaron, jamás entendí porqué en el noticiero nunca explicaron que durante un mes y diez días el cielo se mantuvo nublado.
Yo no entiendo del clima y no entiendo de Fito, Su casa en desorden, las ropas en el piso, los platos sucios, su cama en caos permanente, sus perros saltando en la calle, en el barro, en su cama, primero aquí después allá, o todo al mismo tiempo.
Saltando, jugando, mordiendo, orinando, copulando, una, dos veces, todo el tiempo, en la calle, en el barro, en la cama, todo al mismo tiempo. En el desorden de mis días sin Fito. El olor al sarna de su santo perfume, en la casa. Aún no logro entender cómo se puede abandonar a una persona embarazada. Aún no entiendo el cómo yo estoy embarazado ahora. Y cómo fito perdió la dignidad en ese acto cobarde.
Los borrachos nunca aprenden. Recuerdo mi padre
con sus numerosas familias. Alimentándolas de una a la vez, Primero aquí, luego allá. O todo junto al mismo tiempo.
¿Dónde está fito? Las pilas de ropas, oscuras, templadas, fundidas, se pierden entre la cama y la alfombra, entre el polvo y la pelusa, entre mi sombra y la ausencia de Fito.
""Fito querido te has ido y me has dejado preñado en la oscuridad de tu hogar, los días nublados despliegan su orgullo y no dejan pensar. Oh fito, volverás algún día trayéndome flores, flores del buen fumar, oh fito querido con tus manos radiantes y tu boca sonriente, tus dientes coquetos como tablero de ajedrez. Con el amor en los ojos y el olor al recuerdo que siempre volvés . Oh fito te extraño.""

lunes, 21 de julio de 2014

Me quedé sonriendo al perro
que de mis días se gastaba.
La calle mojada
la niebla creciente
Sus dichas eran otras
correr tras el rasante lucir rojo de los autos
Lo dejaron sin ladrido
y sin cola
Acurruqué mis manos en deliciosas caricias
abrazando lo que era un pelaje otrora
La carne marchita
con la que los dioses juegan a moldear sus criaturas
Abracé entonces una vidriera
de espejos sin forma que rugían
ladraban
y proyectaban un animal
envuelto en penumbras
y otro que al fin, siendo abrazado,
moría en paz
La mañana se habría llevado
las luces
los autos
la lluvia
y la niebla ocultaría las vergüenzas al mundo
del polvo en las manos
y un perro que vaga ahora
a una ciudad sin luces
ni autos
ni abrazos.

sábado, 31 de mayo de 2014

Pañuelos

Dónde voy cuando tus ojos lloran
se impregnan del ardor en tus mejillas
revoloteando un cuento azaroso cada uno
de los salpiquidos en el aire
dibujas tierra en sus bolsillos
envenenados hasta la madre
Suplican cielo y son testigos
de su descenso inevitable
dónde voy si me lastimo al poder imaginarme
hacer el amor
con todos los desconocidos
en un instante,
y vuelvo a buscarte
a darte el pañuelo abrigo
que de con vos en lo fulgurante
hacerte un techo en este nido
te doy el as de mi manga
la coartada del escape.


viernes, 9 de mayo de 2014

Acaso quería que fueras mi hábito
y que me habites
en cada tarde
en que no pueda pensar en otra cosa que no sea
tu mano mojada
tus cabellos despeinados
tus ojos blancos
Y así y todo dormirme
contigo
y pensar en no despertar.
Acaso quería eso
y ya no sé si estoy lleno
o tan vacío
que nada sabe como hoy
ni como ayer
ni como cuando supe
que al fin y al cabo
no estabas.
Algo me habitó y se fue
y dejó la casa dada vuelta.

jueves, 1 de mayo de 2014

Fragmento

"...Luego durmió en mí la bestia que me escribe
comía muis sueños y los escondía en la mas caótica certeza
que es mi interior
adolescente y corrompido
inconformista y negador
Lo que a los 19 saqué
y dejé explotar
Estallé desde el océano
Gigante
ruidoso
del ruido que sólo el agua del océano sabe salpicar
descompuesto en lo aturdido
devorando la materia
que tarda en hacerse materia..."

sábado, 26 de abril de 2014

SI me despierto
porque tengo algo que contar
-y no he contado-
tengo algo qeu vivir
-y aún no he vivido-
Es porque a pesar del frío
y de las piedras que hacen al camino
no reniego de la lluvia
no reniego del resfrío
no reniego de tenerme cada día mas cansado
eso me hace mas vivo
eso me hace mas malo
para no temer al imperante hastío
que se me impone adelante
y me hace su enemigo
Si me despierto es porque
a pesar de todo el oro gastado
y todo el hierro consumido
elijo soñar despierto
que perecer dormido
elijo morir buscando
lo que en los sueños
no he vivido.

domingo, 13 de abril de 2014

-. Recuerdo el invierno
el café derramado
la púrpura espera
Tus ojos rojos
la seda
y el humo en tu boca
Olor a primavera entre tanto gris
tanto blanco .-

jueves, 3 de abril de 2014

NIño

Colores de vida donde alcanza la vista
se pierden en mis horizontes
dorados
enlazan la penumbra de mis pupilas
me canto al silencio
Me sedujo el incomprender
estoy afligido y derrotado pero ya no quiero perder
abrí mis ojos, mi paracaídas
y bajé mi paraguas
sólo quiero que la lluvia me moje
aunque me mate de frío de hipnosis o amor
prefiero la muerte a un vacío colmado.

Añoranza de pasado nuevo

A menudo vivo
y conviven conmigo
las sombras, el susto
el ruido
las moscas
A menudo te extraño.
A menundo te pienso
te pienso, te escucho
te veo
tus huellas en el suelo
mugriento
La casa desierta
la oscuridad carcelera
A menudo te extraño
Y digo y siento y pienso:
Recuerdo el invierno
el café derramado
la púrpura espera
Tus ojos rojos
la seda
y el humo en tu boca
Olor a primavera entre tanto gris
tanto blanco
la púrpura espera
tu camisa nueva
mi casa añeja
los hongos crecen en el árbol viejo
la podredumbre en su tronco
y mi raíz latente
para sujetar el suelo
y no irme volando
Te juré que un día iba a estallar
iba a explotar de tanto amor
Iba a estallar y me iba a convertir
En esto que soy ahora
Y prometí que un día
te iba extrañar
Mi casa, las sombras, las moscas
El sol que pasa
muy lejos
Muy lejos de acá
Muy lejos y se esconde
tirita de un frío enorme
el Sol no alumbra, se esconde
Y yo pienso, y siento y digo :
Extraño el invierno
el café derramado
la púrpura espera
tus ojos rojos
la seda
el Humo en tu boca
olor a primavera
entre tanto invierno
entre tantas horas
Entre tantas eras.

martes, 18 de marzo de 2014

grises

y ya estás así, preparada para actuar
ya descubrí, el otoño en mi placard
vos tan así, tan estrella tan, fugaz
hoy voy al fin a mirarte y sin mirar
decir
yo fuí, fuí grises
por ti
fuí grises

ambar, crece el cesped
imperante en tu pared
verde tu ciudad
abandonas tu misantropía
fuí mago, fuí miel
por vos mago, fuí miel
y grises

sábado, 8 de marzo de 2014

Relatos de un invierno

Un anciano revuelve la plaza
donde quedaba con su amada
en sus lunas plateadas ya añejas
de una historia que quedó
muchas páginas atrás
en un libro en las que abundan
las hojas manchadas por el vino
ennegrecidas por el humo
y desgastadas por el fango
Mira las marcas de sus palmas
donde se ve caminar de la mano
con ella
entremezclando sus dedos
confundiéndose entre sí
perdiendo el tacto
el gusto 
en un pacto
en un abrazo manual profundo
Revolvió sus manos
revolvió su historia
revolvió sus marcas
Las gélidas marcas
de la gélida plaza 
en la gélida ciudad
fantasma
Recuerda el alboroto incesante
de algún instante que vivió y fue mas
que un recuerdo
trascendió al misterio de la felicidad
austera
verdadera
las palabras se entremezclaron con el silencio
se hicieron árboles
aturdidos del frío
congelados hasta la sabia
calcinados del amor.

jueves, 6 de marzo de 2014

Anochece

Yo sólo sé que ahora
la ciudad se mece
entre arboles ingleses
gente sin hogar
perros hambrientos
y veredas desierto
con arena y sal
y la tarde anochece
cuando el ruido desaparece
y el grillo es un visir criminal
por cantar,
el silencio hace eco
en el resplandor mismo del centro
sobre las luces me siento a mirar
la noche es un holograma
dispuesto a hacerse material

Olores de la ciudad

Nauseabundo aire
has de respirar su gas
has de implantarte su raiz en tus pulmones
y de el lo veras brotar
tan cerca de tu céfalo
tan cerca de tus flores
el olor a marimoscas
a corazón vejoso
a podridas tostadas
añejas plateadas
De la mina
del grisú
haz de respirar

El corazón de esta ciudad
huele a clonazepán
no te levantarás de tu cama
ni para trabajár
pensarás en el delirio
como tu morada final
Del grisú de esta metrópolis
has de respirar
has de suspirar
has de exhalar
has de vomitar
hasta dormitar.

sábado, 1 de febrero de 2014

II

No me dejes solo.
¿No ves que estoy cansado de ir y morir
sobre la cornisa afilada
contra los molinos de viento de tu mirada?
Cargadas mis ansias
disparatadas
Me haré de tu halo cuando ya olvidada
regreses a robarme el reposo
y sumergirte en mi llaga.

viernes, 31 de enero de 2014

A diario

Si es necesario
me muero al lado de tu tumba
Si sale el sol me levanto
devoro sus rayos en mis hojas
y lo persigo si es necesario
hasta el ocaso si es necesario
y me muero con él
hasta que nazcan mis restos en la noche de pié.
Y si es necesario me como a la luna
hecha de un cartón lleno
color h
llena de pintura en el fondo.
Desde lo profundo de mi alma impura
te voy trayendo de nuevo a mi mundo
desnuda y a oscuras.
Si es necesario
te canto a diario
las penas mas tristes
de mi ciudad ruina
para decirte que adentro por cruel y funesto
me brilla la vida queriendo reír
y si es necesario me vuelvo a morir
para ser el esclavo , prudente y servil
de tu capricho grande
de hacer
y mentir.

miércoles, 15 de enero de 2014

Desconocidos.



El honor
 era algo desconocido
y la poesía
 no era un buen nido
A la mas empalagosa desobediencia, la poesía le era repugnante
Por mas rebelde que se le pueda presentar, le asqueaba tanto
A ese par de  muñequitas adornadas, de Intelectuales maquilladas
Como mis manos de escritor deslucido y apariencia de loser  irremediable
Le era asqueable por mas que sea  su objetivo de moda
Ser una apariencia mas de las que escuchan música alternativa,encerradas en su habitación , pintándose las uñas leyendo comics  esperando que venga un mañana aún mas aburrido al cual tener que escapar.
No
 no eran así
Su cotidiana tradición era la de despertar malheridas de una noche mas bandida
despertar rodeadas del aroma a preservativo
Usado
Malusado
La pintura que no tenían
De alguna victima de sus fechorías
Mas infames que cualquier adolescente de 15 primaveras
Eran eso
Una no cobija de sus viejos,
Amigos del buen vino y el olvido
Caminar mal vestidas por el camino intermitente de su
Callejón sin salida
Derecho a la decadencia
Derecho  a la vida
Derecho al aborto
Derecho a la lisergia
Personal
<Mala chatarra de celular>
Tan cansadas de todo
De los males cuentos de sus niños años
De los malos vestidos que portar para aparentar una desalentadora realidad
Recubrir el llanto con nieve cada noche, y despertar oliendo a  nuevo, con la nariz sangrada
, oliendo a que mañana llega mas rápido que hoy
Y que la tumba tiene su porqué ganado
Mentiras
Porque al espejo no se miraron
Me miraron a mí
Mas cadáver que escritor
Mas vergüenza que intelectual
Mas miserable que conocido.







creí que estaba quieto y empecé a bailar si todo es un momento en este cuento yo no me quedo quieto nunca más creí que estaba muerto y ...