martes, 17 de febrero de 2015

Mira su ojo perezoso
le da un beso en la mejilla
se aleja con la certeza que él la ama
Él se asusta de todo
del amor aunque resuene su carne
mañana le romperá el himen
le mostrará el mundo
instalaran bombas en iglesias
Bailaran música disco
Conocerán Buenos Aires
Estudiarán derecho
comerán cordero y
fumarán porro
en el despacho de la Casa Rosada
contarán billetes
ganarán dinero
firmarán cheques
viajarán mucho
parirán dioses
contraerán cáncer
morirán solos
No se despedirán.
Ella mira su ojo visco
sabe que no lo ama
Ve en él la llave
que abre al mundo
y entra para siempre
sin cerrar la puerta.

creí que estaba quieto y empecé a bailar si todo es un momento en este cuento yo no me quedo quieto nunca más creí que estaba muerto y ...