lunes, 10 de diciembre de 2012

En una búsqueda de esperanza
cae la luna cada día
tras las horas que no guardan,
no, ya no guardan
melodías blancas
gatos que de la noche abrazan
la ternura clara de sus horas
cálidas
mansas.
Diciembre es, hermano
el calor que apura
el calor qeu guarda
la locura.
El exacto brindis por cordura,
por placer,
Por nacer

otra vez.

creí que estaba quieto y empecé a bailar si todo es un momento en este cuento yo no me quedo quieto nunca más creí que estaba muerto y ...