miércoles, 1 de julio de 2015

Dejame que abrace mi tristeza como quiera
entonces la locura desatada
florecerá de un mundo de penas
como nubes que se estrellan desganadas
la lluvia las confunde
con lo que serán
cuando el mundo caiga

creí que estaba quieto y empecé a bailar si todo es un momento en este cuento yo no me quedo quieto nunca más creí que estaba muerto y ...