jueves, 27 de septiembre de 2012

Algún dia te vi sonreir.
Algún día te vi sonreír y quise llorar
Alguna vergüenza de alguna moral.
Algún sentimiento me puede herir:
las cosas no cambian, pobre de mí.
Pasaron las vueltas
pasaron historias
y un susto persigue mis pies.
Mi espalda sujeta, me impide dormir
látigo que cierra el paso al Dorado.
Sueño de una vez que pueda subir y sentir
que estás ahí.

creí que estaba quieto y empecé a bailar si todo es un momento en este cuento yo no me quedo quieto nunca más creí que estaba muerto y ...