jueves, 20 de septiembre de 2012

Después.

Y después, después no hay otra cosa.
Que los años me cuenten, No sin mas un animal se vuelve manso al titilar.
Un querer de otra vida, comiendo a escondidas.
No sin más me hago sabio al saber de mí.
Mas me amo mucho mas que vos. Me amo lo sabes, más.
Nueva musa. Musa de siempre, te veo y me sonrojo.
Sabes de mi gula, y no sabes de alguna herida...
No te mostré mis llantos , no te mostré mis marcas.
La hostilidad en la que escapan los cobardes del No decir, las cosas de frente.
Gorrión que vuelas a mi lado, estuve enamorado, y un escorpión monto mi lomo, el escorpión mas dañino de todos.
Mas no soy un ángel si no es para pocos, si un ángel de sentirte así. Las heridas que me dejes sólo me enseñaran, gorrión.
Era el campeón otrora para esas alas que me pesaban. Un escorpión no sabe volar.. Para pocos un ángel, para otros un avión.
Avanti el Sol, crecen mis plumas al ver, el invierno fue cruel y me las privó.
Y estos gorriones no sanaron mis heridas pero me hacen creer y crecer.
Este llanto es efímero pero aveces merodeo la felicidad.

creí que estaba quieto y empecé a bailar si todo es un momento en este cuento yo no me quedo quieto nunca más creí que estaba muerto y ...