domingo, 23 de septiembre de 2012

Corta.

Qué me puede llenar de esa caravana?
Insulsa y vacía. Un arte de los que no sienten.
¡Basura! saqué lo mejor de ella.
Arrastro el néctar de algún ayer. 
Y busco una sola boca. 
Llévame Mañana, adorado Mañana,
y no me dejes pensar.

creí que estaba quieto y empecé a bailar si todo es un momento en este cuento yo no me quedo quieto nunca más creí que estaba muerto y ...