domingo, 7 de octubre de 2012

Entre almohadas.

Abrazarte por Nada, ser leal por nada.
Ser amor a nada. Darte algo: Nada.
No siento Nada. 
Te abro las dedos, desnudo mi alma.
Dibujo palabras en tus oídos, quemo miradas...
y contradigo.
Y nada. 
No sientes Nada.
Algo me ata. 
Entre almohadas, 
un nido de cosas absurdas y vanas
Nada.
Espero mañana, ningún camino te deje extraviada.
Ningún sueño te de la espalda.
Tan distintos, tan lejos.
Sin nada el uno y el otro.
Mas eso que guardas
Mas eso que queda por hablar.
Nada.
El frío en tu espalda.
Espasmo de algo
que te vuelve aturdir.

creí que estaba quieto y empecé a bailar si todo es un momento en este cuento yo no me quedo quieto nunca más creí que estaba muerto y ...