domingo, 16 de junio de 2013

Hice un punto ahí, un punto. Suave movimiento de mi muñeca al temblar.
Sudor, carne de vapor, entre telas mojadas de lluvia se creó, hace mucho,
en alguna maquinaria de Taiwan y la lluvia.
Los ladridos famélicos que parten al mundo en dos
la guerra y la paz
El animal y el fuego.
Los puntos maderos donde reposar denuevo
HIce un punto, o dos
punto en el lápiz gris
¿tan difícil es pintar el color del aire?
Ese era un sueño
De los que tenemos cuando nos cuesta conciliar con la realidad

creí que estaba quieto y empecé a bailar si todo es un momento en este cuento yo no me quedo quieto nunca más creí que estaba muerto y ...