miércoles, 28 de noviembre de 2012

Se escapa a mi puerta
Se escapa a mi mano
Será.
Se enciende de todo
Se borra en mí
Se escapa para siempre en un punto y a otra.
Punto y para siempre escapa de sí.
Como un viento de otro, torbellino errante
que aboga por quedarse
girando y turbando
el presente cambiante
De una vez y para siempre
preso de su error
de escapar al fulgor
que todo lo somete
se escapa de sí
se escapa de mí.

creí que estaba quieto y empecé a bailar si todo es un momento en este cuento yo no me quedo quieto nunca más creí que estaba muerto y ...