lunes, 5 de noviembre de 2012

VII

Nostálgico sinsabor,
de tu mano abrazando esos dedos
Los marchitos dedos 
de un agrio galán.
Azul y tempestuosa carga, 
que dejas en hojas,
hojas sin mostrar,
y te las comes
Las enrollas y las hieres
con tus dientes y saliva
y se van al infinito
del olvido entre tus tripas.
Cárcel de vos
misma tu piel
ansias de ver
Que no podes
escapar del dolor
Que forjaste y querés
aún sentirte mal
y abrazas sus dedos
agrios dedos
de un merecido final.

creí que estaba quieto y empecé a bailar si todo es un momento en este cuento yo no me quedo quieto nunca más creí que estaba muerto y ...